Pintan con japoneses crecimiento de empresa

Hace nueve años, Mauricio Schwarz, recién egresado de la maestría en la Universidad de Stanford, fue a China y compró un contenedor de brochas y rodillos para pintar, agarró un maletín donde puso algunas muestras, se puso un traje de vestir y se fue a la calle Corregidora, en la Capital del País, donde abundan las ferreterías y tlapalerías, pero no logró colocar sus productos.

Decidido a hacer crecer su empresa Brochas y Productos (Byp), se topó con un fuerte impedimento: los ferreteros compraban sólo dos marcas nacionales: Brochas Éxito y Perfect, que tenían ya 50 años de tradición.

Así, tocando puertas y creando una red pequeña de agentes de ventas, un año y medio más tarde hizo un joint venture con la empresa japonesa Linzer Products, una de las más grandes del mundo en el ramo, que le ayudó a crecer.

Pero al ver el creciente éxito de la nueva empresa, su competidor mexicano Perfect demandó a Byp para tratar de impedir la comercialización de sus productos, argumentando el registro de ciertos colores en las brochas ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial, pero quedó resuelto a favor de los regios.

Posteriormente, la compañía volvió a enfrentar otra demanda de Perfect, ahora un proceso antidumping para tratar de impedir las importaciones de las brochas procedentes de China, porque decían que era competencia desleal, pero la Secretaría de Economía resolvió a favor de Byp y otros importadores.

Hoy, no sólo tiene un 30 por ciento de participación del mercado nacional, sino que además de su marca Byp fabrican otras 20 propias para más empresas, y su crecimiento anual de ventas fluctúa del 40 al 50 por ciento.

"Crecimos gracias al joint venture que hicimos con Linzer Products, porque nos transfirió su tecnología, inyectó capital, ahora ellos tienen el 51 por ciento de participación, pero ya posicionamos nuestra marca", destaca Schwarz.

La holding en Estados Unidos de la compañía japonesa fue la que compró parte de Byp, ya que buscaba un socio en el País para venderle a The Home Depot México, hoy uno de sus principales clientes, además de ferreterías y cadenas de autoservicio.

Desde el 2005, sus socios han inyectado una importante inversión, principalmente para capital de trabajo; tienen equipo especial con un proceso patentado de termofusión, con el que logran que la felpa nazca del plástico.

Byp maneja 450 códigos de barra de productos tanto importados como los fabricados en su planta, incluyendo escaleras, que trae en partes desde China y ensambla aquí, hasta lijas; pinturas en aerosol, y todo lo que necesita un pintor.

Schwarz cuenta con 150 empleados; un equipo directivo joven, de 27 años en promedio; una red de 65 agentes de ventas y mil 200 distribuidores; exporta a todo Centroamérica, con venta directa de China, donde sus socios cuentan con fábricas, y ya analizan abrir una fábrica en Brasil.

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase: